Una boda de día, algo temido por muchos pero que sin duda nos demostró a todos los asistentes que fue la decisión más acertada para Daniel y Tamara. Todo fue desarrollado en el mismo lugar, una antigua casona rural llena de historia y rincones bellos. Los novios con una idea clara de cómo diferenciar su boda tuvieron su primer encuentro a solas, regalándonos así la oportunidad de fotografiar al fin un “First Look”. Una ceremonia y recepción decorada con más detalles de los que nos podamos imaginar donde todo conversaba entre sí y expresaba en cada rincón la personalidad de ambos.

On the train ride home - The paper kits
00:00 / 00:00