Un matrimonio muy al estilo de Vanessa, muy colorido, bohemio y con una vibra única que se reflejaba en cada detalle; desde el tocado a los cubiertos del salón.

 

Una boda marcada por el clima amenazador que provoco que su ceremonia fuera en un lugar improvisado sin imaginar que sería un factor decisivo para fotos con una hermosa luz natural.

 

El horario que escogieron permitió tomar fotografías en la muy deseada hora dorada con un paisaje muy rustico e iluminado. Pasando al salón todo era color, la mesa de los novios, los arreglos florales, las pequeñas luces flotantes, todo, definitivamente todo creaba un ambiente de alegría y vibración.

Spanish sahara - Foals
00:00 / 00:00